Obra de caridad

Altruist colabora con organizaciones benéficas que ayudan a niños y niñas con albinismo en Tanzania y en el resto de África. Creemos que todo el mundo debería tener la oportunidad de protegerse de los rayos del sol.

La obra de caridad Altruist

¡Al comprar Altruist, puedes ayudar a los niños y niñas albinos en África! Desde el lanzamiento de Altruist en 2016, 10 céntimos de cada frasco vendido se donan a causas benéficas. Altruist colabora con organizaciones benéficas como Under The Same Sun & Stichting Afrikaanse Albino’s.

Desde el lanzamiento de Altruist, hemos podido donar más de 225.000 libras esterlinas (250.000 euros) en productos.

Con el apoyo de nuestros clientes, donamos 30.000 frascos de protector solar en 2020. ¡No podríamos hacer nada de eso sin su ayuda, gracias!

En septiembre de 2020, el cofundador de Altruist, David, viajó a Tanzania para hacer entrega de los protectores solares en persona. A la misma vez, enseñó a los niños y niñas a aplicarse el protector y pasó tiempo escuchando sus historias.

¿Por qué es tan grave tener albinismo?

En Tanzania, y en muchas partes de África, tener albinismo es una sentencia a una vida dura y una muerte prematura.

El albinismo es una condición genética, más prevalente en África. El resultado es que una persona parece blanca debido a la falta de pigmentación del cabello, la piel y los ojos Las personas con albinismo tienen problemas de visión y son muy vulnerables a la exposición solar, lo cual genera elevadas tasas de cáncer de piel.

La ignorancia de la sociedad sobre esta condición, así como las creencias relacionadas con la brujería, llevan a la deshumanización de las personas con albinismo. En muchas zonas de África se cree que las partes del cuerpo de las personas con albinismo, utilizadas por los brujos en hechizos y pociones mágicas, traen riqueza, salud y buena suerte. Esto conduce a brutales ataques que resultan en mutilaciones, muertes y tráfico de partes del cuerpo de personas albinas en el mercado negro. Desde 2006, se han registrado más de 300 ataques en 25 países, y probablemente muchos más no se hayan registrado.